En nuestro afán por tener las vacaciones perfectas siempre andamos en busca de la escapada barata ideal. Tenemos un mundo de opciones a nuestro alrededor compuestos por los más significativos entornos naturales como urbanos. Si queremos diversión, lo podremos encontrar; queremos paz o bullicio sin parar, también. Sin embargo muy a pesar que encontramos gran parte de lo que queremos por lo usual siempre faltará algo para llegar a ser perfecto. Pero como soñar no cuesta nada hemos de dar rienda suelta a nuestra imaginación idealizándonos dónde seria nuestra próxima escapada barata ideal.

Naturaleza

Para que sea barata debería tratarse de un destino con grandes facilidades tanto aéreas como terrestres. Sin embargo muchos de los destinos más espectaculares requieren de un poco de esfuerzo para acceder a ellos. Si resumiéramos en una sola palabra todo lo que quisiéramos de un destino perfecto diríamos “Naturaleza”. Existen ciudades con un alto grado de desarrollo urbano y rodeado de las más altas tecnologías en comunicaciones, sin embargo nada se compara al trabajo de la madre naturaleza. Por otro lado la mano del hombre ha tratado de emular ambientes enteros o ha modificado el paisaje dando lugar a nuevos espacios artificiales, con su debido reconocimiento, lo natural es incomparable. Así nuestro destino ideal tendría grandes valles cercanos, bosques de arboles frutales, todo tipo de vegetación, ríos, manantiales y lagos. La pequeña ciudad estaría cerca de una gran montaña verde de vegetación que inundaría cada amanecer de rico oxígeno listo para respirar.

El pueblo ideal

El ambiente urbano de nuestro destino ideal seria un pueblo pequeño con las comodidades básicas y sin la perturbadora tecnología que nos aleja de un mundo vivo que tiene mucho que ofrecer con su simpleza. Casi rural pero al estilo urbano. A lo mínimo este pueblo tendría servicio telefónico para ponernos en contacto con nuestros familiares e irles contando lo maravilloso que se siente viviendo de esta manera.

En este pueblo podemos encontrar muchos establecimientos esenciales como una panadería donde degustar lo mejor de los derivados del trigo como el pan recién horneado, una pastelería donde endulzarnos las tardes con postres y pasteles elaborados con productos locales, así como restaurantes de comida típica y tiendas de artesanía local. Nos bastaría una sola iglesia con su torre de campanario y un gran reloj, más afinado que el digital que solemos usar. Como todo pueblo alejado de las grandes ciudades, todo transcurre con tranquilidad y se vive de la agricultura, la pesca, crianza de animales y del sector turismo teniendo a la naturaleza y su desarrollo sostenible como su mejor aliado.

Encanto en lo simple

No hay salas de cine, parques de diversiones ni centros comerciales, pero si existen muchas otras opciones disponibles. Los ríos y los lagos son sin equivocarse los mejores centros de diversión familiar. Pasear en bote, nadar o practicar esnórquel sería parte de la diversión. Hemos de recorrer las rutas cercanas subiendo colinas, entre zonas semiáridas y llenas de vegetación. Desde los puntos más altos de los senderos a recorrer hemos de tomar magnificas fotografías panorámicas para nuestra colección. Mas adentro en el verdor de los bosques seremos testigos de la vida animal que sin preocupación alguna siguen el llamado de sus instintos.

Después de este sueño debemos despertar. Aun en casa o en el trabajo nuestra mente estará en ese lugar que tiene todo lo que soñamos. Si lo encontraremos o no, esta por verse. Por lo pronto nos queda armar un rompecabezas, juntando todo lo bueno de cada lugar que visitemos hasta encontrar nuestra Escapada Barata Ideal.