El sur de Portugal nos ofrece interesantes destinos que podemos conocer cada vez que visitamos sus principales ciudades. Así una visita a Lisboa o a Faro puede ser la perfecta excusa para conocer más de este país. Adentrándonos al distrito de Beja, su capital de mismo nombre será motivo para su próxima escapada.

Las formas de llegar a Beja en automóvil

Antes de pasar a lo que usted puede ver, decíamos que puede llegar a Beja desde Lisboa y el Faro. Luego de los servicios de autobús, usted puede alquilar un automóvil. Para llegar desde Lisboa, saliendo del aeropuerto tome la Auto-Estrada Setúbal – Montijo A12, luego tome la Auto Estrada do Sul A2, tome la salida Nº 10 y conéctese con la carretera IP8 hacia el Este. La ruta que sigue le brinda tranquilizadores escenarios a ambos lados de la carretera: Valles, campos de cultivos y arbustos. Al pasar por la ciudad de Ferreira do Alentejo nos daremos cuenta que nos falta muy poco para llegar (usted puede visitar esta ciudad a su retorno de Beja). Pasaremos por Beringel y algunos kilómetros después llegaremos por fin a Beja.

Si venimos del sur, específicamente de Faro, la historia cambia radicalmente. Saliendo del aeropuerto de Faro, subiremos a nuestro automóvil (alquilado) y tomamos rumbo al norte por la N2. No nos detendremos (excepto para llenar el tanque o tomar un refrigerio) hasta llegar a la ciudad de Castro Verde (muy atractiva para detenerse y conocerla un poco). Allí, haremos un cambio de vía, tomaremos la de la derecha, la IP2. La localidad de Santa Clara de Louredo no avisa que ya estamos a punto de llegar.

Lugar donde hospedarse

Para hospedarse, una buena opción, desde Abril 2012, es la Puosada de Beja, São Francisco (+351 218 442 001). Otra opción la trae el Hotel Residencial Melius, ubicada en Av. Fialho de Almeida Nº 68, 7800 (+351 284 313 080). Como tercera opción usted puede hospedarse en Residencial Bejense (+351 282 311 570).

Visita en la ciudad de Beja

No crea que con el propio viaje a conocido más de lo que venia en busca, nos falta conocer la ciudad de Beja. A continuación, una muestra de lo que usted no debe perderse en la ciudad.

  • Iglesia de Santo Amaro, constituye el núcleo visigótico en Portugal.
  • Castillo de Beja, uno de los mejores ejemplos de arquitectura militar portuguesa.
  • Convento de Nuestra Señora de la Concepción (queda solamente la Iglesia).
  • Iglesia de la Misericordia, una muestra de la arquitectura renacentista con alta influencia italiana.
  • Convento de San Francisco (siglo XIII).
  • Colegio de los Jesuitas.
  • Arco romano, conocido como las Puertas de Évora.
  • Hospital de la Misericordia (Hospital de nuestra señora de la Piedad) destaca el estilo manuelino.
  • Iglesia de Santa María, es una de las más antiguas en Beja.
  • Conservatorio Regional de Baixo Alentejo (siglo XVIII).
  • Arcos de la Plaza de la República, datan del siglo XVI.
  • La picota de Beja, construido en 1521.
  • Ermita de Santo Estevão.
  • Iglesia de Nuestra Señora de la Alegría (1672).

Con todo lo que hay que ver (sin contar lo que no está en la lista) usted quedará más que satisfecho de haber recorrido varios kilómetros para visitar la ciudad de Beja.