Desde hacía tiempo, tenía muchísimas ganas de conocer el País Vasco, pero por una cosa o por otra, nunca me salía la oportunidad. Hasta que hace poco, decidí echar un rato mirando vuelos baratos al País Vasco. Encontré uno a Bilbao por 20 euros (comprándolo con antelación, claro). Al poco tiempo, estaba haciendo mi maleta. Y quedé encantada con este viaje! De verdad. El País Vasco es precioso: todo verde, playas con impresionantes acantilados, montañas escarpadas, bonitas ciudades con una arquitectura elegante…Y qué decir de su comida! Para mi uno de sus mayores atractivos. La cultura gastronómica en el País Vasco está muy inculcada. Son muy conocidos sus pintxos, cuya variedad no tiene fin. Las barras de los bares están repletas de pequeñas exquisiteces que harán las delicias de los paladares más exigentes. De entre los platos típicos de la región, el que más recomiendo es el Marmitako, una especia de guiso elaborado con carne y diferentes verduras…riquísimo. También son muy conocidos sus vinos. De entre las bodegas destacaría la Bodega El Fabulista, acondicionada para visitas turísticas y culturales.


En cuanto a los hoteles, hay una amplia variedad. Los hay lujosos, muy modernos, pero también hay muchos hoteles baratos, sólo hay que buscar un poco. Además, puedes escoger entre gran cantidad de campings (si vas en verano), casas rurales, albergues y todo tipo de pequeños establecimientos a precios muy asequibles. También podemos encontrar en la red ofertas de hoteles que suelen incluir algún servicio extra. Por ejemplo, la oferta Escapada Gastronómica. Por 57,50 euros nos alojaremos en el Hotel Arrate en una habitación doble, con desayuno buffet. Tendremos un detalle de bienvenida y un tour de pintxos por Eibar. La oferta está disponible durante todo el año, así que no tienes excusa para escaparte unos días.

Lo mejor cuando llegues allí es que vayas a una oficina de turismo, donde te informarán perfectamente según el tipo de viaje que hayas organizado. Hay muchas rutas organizadas: rutas gastronómicas, rutas por diferentes parajes naturales, rutas de bodegas, rutas culturales…etc. Todo depende de lo que te apetezca y del tiempo que tengas. Como recomendación, la ruta desde Murguía hasta Arteziniega  a los largo de la cual veremos preciosas casas solariegas, torres fortificadas, etc. Una delicia para los cinco sentidos. Y no olvides que también está la opción de hacer parte del Camino de Santiago por Euskadi. Hay varios tipos de rutas: el camino de la costa y el de interior. La verdad es que tiene que ser una auténtica maravilla ir caminando tranquilamente por estos impresionantes paisajes.

Por último mencionar que hay una amplia oferta de establecimientos dedicados a la belleza y al relax. Tenemos las Termas del Molinar, en el Valle de Carranza, el Spa de vinoterapia Marqués de Riscal y la talasoterapia Zelai, con sus beneficiosas aguas ricas en yodo. No te lo pienses más date una escapada al País Vasco, merece la pena de verdad.

Foto