Cuando se tiene la suerte de conocer Granada, se comprende en realidad por qué se la llama «la joya mora», y es que es una realidad palpable que esta ciudad de Andalucía es una joya auténtica. Por algo es una de las ciudades más visitadas de España por turistas llegados de todo el mundo. Y nosotros no vamos a ser menos, si no hemos tenido la suerte de conocerla aún. Por ello, vamos a preparar nuestras maletas para nuestra escapada barata a Andalucía y vamos a incluir como destino prioritario este lugar mágico a los pies de Sierra Nevada, ideal también para una escapada romántica.
Lo primero que debemos plantearnos es cómo llegar y en este sentido tenemos bastante donde elegir. Una opción barata si, por ejemplo partimos desde Madrid es acercarnos hasta la parada de Méndez Alvaro, donde se encuentra la Estación Sur de Autobuses desde donde podremos viajar directamente hasta Granada en cualquiera de los autobuses que salen de allí con bastante frecuencia. También, caso de que nos guste más viajar en tren podemos tomar uno desde Atocha o Chamartín que nos llevará directamente hasta esta ciudad andaluza. Aunque ésta puede que no sea la mejor opción, pero es una más.
Siempre que podamos conseguir ofertas de vuelos baratos, realizar nuestra escapada a Granada en avión resulta de lo más ideal y lo más rápido, por supuesto. Porque Granada cuenta con un aeropuerto internacional conectado con ls principales ciudades españolas. Por ejemplo, hay 4 vuelos diarios de ida y vuelta a Madrid y Barcelona, y además muchos vuelos semanales a otras provincias españolas. También, en el caso de que nos encontremos ya de vacaciones en Málaga, resulta muy fácil desplazarse hasta Granada, que solo se encuentra a 130 kilómetros de distancia, por lo que incluso en autobús sería una buena opción y se tarda una hora y media aproximadamente.
Una vez en Granada, para movernos por ella no tendremos ningún problema, ya que esta es una ciudad moderna y dispone de múltiples opciones baratas para desplazarnos, con excelentes medios de transporte y estupendas vías de comunicarción. También encontraremos un buen servicio en los microbuses que acercan a los viajeros al Albaicín y a la Alhambra, avanzando con una destreza impresionante entre sus calles estrechas, que parece que de un momento a otro van a tropezar con las paredes encaladas. También podemos optar por los autobuses urbanos o por los taxis, que son bastante baratos en esta ciudad.
En cuanto al tema de alojamiento y hospedaje en hoteles, Granada cuenta con una infraestructura hotelera bastante buena y eficaz y además a unos precios bastante baratos en hoteles, spa y balnearios de muy buena calidad. Se calcula que existen unas siete mil camas en hoteles de tres y cuatro estrellas, que por cierto son todos muy nuevos y ofertan unos precios bastante económicos. Si nos interesa bastante el ecoturismo y el ambiente rural, a pocos kilómetros de la ciudad encontraremos sin dificultad albergues rurales y lugares para hospedarnos y además de bastante calidad y buenos precios, baratos y asequibles para los viajeros.
En Granada se como muy bien y con precios muy baratos. La gastronomía granadina, con gran herencia musulmana, es muy rica en especias y bastante golosa también. Son muy clásicas las sopas y los potajes. También, su vega posibilita también unos platos con verduras bastante exquisitos como sería el caso de las pencas de acelgas rellenas, las deliciosas habas fritas con jamón, los cardos, el famoso gazpacho y la pipirrana. Y si no eres muy remilgado para comer, debes probar también la clásica Tortilla del Sacromonte, que se elabora con sesos, tuétano, huevos y criadillas de ternera. En los postres de Granada, haciendo honor a su tradición musulmana, predominan las especias y la miel. Las monjas de los conventos de clausura granadinos son las que han conseguido dar renombre a los dulces locales: los huevos moll, las compotas de frutas, la bizcochadas y las mantecadas. Ya en la provincia de Granada, destacan los roscos de Loja, los tocinillos de cielo de Guadix, el pan de higo de la Alpujarra y los piononos de Santa Fe.
Y como hablar sobre Granada siempre resulta interminable, creo que estas pinceladas son en principio suficientes para tomar una buena referencia para nuestra escapada barata, porque ya comprobareis in situ que Granada es una ciudad con muy buenos precios en general y donde es posible conseguir que nuestro viaje resulte realmente económico y gratificante.