Alemania es uno de los destinos turísticos principales de Europa para las vacaciones familiares. Muchas familias alquilan una casa de vacaciones durante sus vacaciones en Alemania. Muchos turistas se sienten atraídos por Alemania y sus bellos paisajes naturales que se adaptan a todos los gustos. 
Los turistas van a Alemania de vacaciones por la combinación de las playas junto al mar, la fantástica costa del lago, las encantadoras llanuras o el senderismo en la tranquilidad de las colinas y las altas cumbres de los Alpes

Alemania se encuentra en el centro de Europa y los turistas que vienen a este destino turístico se sorprenden por la diversidad de actividades que Alemania tiene para ofrecer. Algunos turistas eligen el campo y alquilan una casa rural o una casa de campo. A continuación, explore los castillos y los hermosos pueblos. 

Otras familias vienen de vacaciones a Alemania y se hospedan en un chalet de vacaciones en las montañas cubiertas de nieve. Los amantes de los deportes acuáticos pueden alquilar una casa rural a orillas de uno de los muchos lagos de aguas cristalinas. Las familias que van de vacaciones a pie pueden alquilar un chalet con piscina y explorar lo místico del Bosque Negro en su tiempo libre. 

Alemania es un país con ciudades llenas de historia y muy elegantes, donde las parejas pueden tomar un descanso romántico corto y alojarse en uno de los muchos apartamentos a un precio razonable. La ciudad capital de Berlín es un destino turístico muy popular entre los turistas. Es una ciudad vibrante, llena de cultura y con magníficos bares y restaurantes. 
Los amantes del sol visitan Alemania en los meses de verano y alquilan villas con piscina. En los meses de invierno Alemania es un destino turístico muy popular para los amantes de los deportes de invierno. Los alquileres en vacaciones están disponibles en todas las principales estaciones de esquí y hay diferentes presupuestos y gustos. Aquellos con un presupuesto más grande pueden alquilar un chalet. 

Las familias regresan a Alemania año tras año en sus vacaciones. Pueden explorar las tierras bajas en el norte hospedándose en casas rurales o casas de campo. Los turistas más energéticos pueden permanecer en una casa de vacaciones en las tierras altas centrales y realizar senderismo. Los amantes del aire fresco de la montaña y del impresionante paisaje alpino pueden alquilar un chalet en los Alpes del sur. 

Lo único que todos tienen en común es que cada región cuenta con hermosos paisajes contrastantes que están llenos de gran tradición y cultura.