El esquí es el deporte más popular entre los turistas y muchas veces implica una razón para viajar a Austria. Austria es un destino, que recibe visitantes durante todo el año, pero en invierno, abunda la cantidad de oportunidades para practicar deportes invernales, siendo el esquí el más popular. Al observar el mapa de Austria, es claro que una parte importante de este país está cubierta por la cordillera Alpina, la bendición con la belleza impresionante, sorprendente de las cadenas montañosas dando lugar a amplias oportunidades para la práctica del esquí, senderismo, y snowboard.  La belleza impresionante del país, de los glaciares, los lagos y del aire fresco hace que Austria sea un destino atractivo para los turistas.
Hoy en día, el esquí se ha convertido en una gran atracción para los turistas que visitan Austria. Un ciudadano austriaco no puede ser considerado como un verdadero austriaco si no siente pasión por el esquí. Entre las muchas regiones de esquí en el mapa de Austria, la región de Arlberg con San Antón o la Alta Austria con Radstadt ofrecen algunas de las mejores estaciones de esquí de Austria. Austria puede, a su vez, ser un cuento de hadas completo con nieve por todas partes, pero al momento de la visita puede marcar la diferencia. La temporada de esquí se inicia desde principios de diciembre, y dura hasta finales de marzo.
Enero es el mejor momento para practicar esquí, y también es la época más fría del año. La temporada alta es desde el 25 de diciembre al 02 de enero, pero no es el mejor momento para los esquiadores profesionales y avanzados ya que las pistas están muy concurridas y congestionadas.
Visitar Austria les brinda a los visitantes una experiencia mágica, con las cumbres nevadas, sus laderas, el après-ski y el austríaco «Gemuetlichkeit».

Mañana continuaremos contándote porque Austria es una de las mejores opciones para ir a esquiar.