Playas soleadas, buceo de clase mundial, y resorts, todo incluido viene a la mente al pensar en unas vacaciones en el Medio Oriente y África del Norte. Gran parte de estos países están tomando ventaja de su clima cálido, aguas cristalinas y las ricas historias para ofrecerles a los turistas dentro de una gran variedad de actividades como deportivas y de relajación.

Los visitantes pueden realizar excursiones a ciudades antiguas, como Luxor en Egipto, Fez en Marruecos, o a las metrópolis modernas de Dubai y Abu Dhabi, o incluso tomar un crucero de lujo en Egipto por el Nilo.

Fez es el centro espiritual y cultural de Marruecos y un gran lugar para ir si usted ha sido seducido por el estilo morisco que emana Marruecos. Aquí se puede visitar la antigua medina del país, mezquitas, pozos de tinte y curtidurías, comer en restaurantes excepcionales y comprar en los mercados al aire libre. El té de menta es la bebida predilecta de la zona, una bebida refrescante después de un paseo por la antigua ciudad explorando en calles estrechas le sentará muy bien.

Las grandes pirámides de Egipto son emblemáticas y probablemente lo primero que le viene a la mente al pensar en unas vacaciones allí. La mayoría de los visitantes que viajan a Egipto, lo más llamativo que encuentran es ir a ver esta gran maravilla del mundo, pero hay otras cosas en Egipto que no se debe perder. Egipto tiene algunos de los hoteles y resorts de clase alta en el mundo que ofrecen centros reconocidos de buceo y deportes acuáticos, donde encontrará a profesores con experiencia para enseñar a principiantes o ayudar a mejorar un nivel avanzado.

Si usted está planeando sus vacaciones de otoño en el norte de África o en Medio Oriente puede parecerle difícil la elección, pero al menos encontrará un lugar que tiene todo lo necesario para pasar cómodamente sus vacaciones.