La Carolina en una escapada barata

La Carolina es un municipio ubicado al norte de la provincia de Jaén en la Comunidad Autónoma de Andalucía. Para visitarla solo se requiere de una excursión ya sea que viva en dicha comunidad o en otra parte de España. Enclavada en la Sierra Morena, esta ciudad posee notables atributos arquitectónicos y una tradición minera muy respetable que podrá conocer.

Ubicación de La Carolina

Para llegar a La Carolina solo tendrá que alcanzar la Autovía A-4 que conecta de extremo a extremo Córdoba con Manzanares en Castilla-La Mancha. Es decir debemos llegar primero a dichas ciudades para cómodamente dirigirse a La Carolina. Su pequeño centro urbano es muy ordenado en comparación con otras ciudades. En ella puede alojarse en cualquiera de los siguientes alojamientos:

  • Hotel NH La Perdiz (+34 953 660 300).
  • Hotel Gran Parada (+34 953 660 052).
  • Pensión El Retorno (+34 953 680 547).
  • Pensión Los Jardineros (+34 953 660 812).
  • Hotel Orellana Perdiz (+34 953 661 251).

Patrimonio de La Carolina

El patrimonio de La Carolina la podemos conocer en partes. Primero le recomendamos visitar sus pocos pero invalorables patrimonios arquitectónicos. Tenemos así al Palacio del Intendente (s. XVIII) que se levantó en lo que fue un antiguo convento de la que queda la imponente fachada actual. Pegado a esta se encuentra la Iglesia de la Inmaculada (s. XVIII) que igualmente fue erigida sobre la antigua iglesia del convento y que cuenta con una destacable torre campanario. Pero en Carolina existen más torres por visitar. La Torre de la Munición (s. XIX) que fue una de las principales lugares de fabricación de munición en España de dicha época. La Torres de la Aduana (fines s. XVIII) son muy emblemáticas por ser la entrada de la ciudad. En cuanto a monumentos, el principal es el monumento de la Batalla de las Navas de Tolosa.

El nostálgico pasado minero de La Carolina

El pasado minero de La Carolina es interesante. Se basó en la explotación del plomo que llegó a considerarse como la mayor a nivel mundial durante el siglo XIX. Sin embargo ese tiempo tuvo un fin muy prolongado hasta cerca del siglo XX. Lo que quedaron fueron las diversas minas con el mineral sin explotar por lo poco rentable y parte de sus instalaciones que se pueden visitar fácilmente, sobre todo aquellos que se encuentran en la periferia de la ciudad.

Así un poco de historia combinado con el pasado minero y monumental de La Carolina es posible de alcanzar sin llegar tan lejos y por lo tanto sin gastar demasiado dinero.

Foto: todopueblos.com (Palacio e iglesia)