Las Islas Canarias son realmente un archipiélago de origen volcánico, situadas en el Océano Atlántico, al noroeste de Africa (vecinas de Marruecos) y al suroeste de España. Esta importante posición estratégica las convierte en lugar de paso para la navegación entre Africa, Europa y América.
Las Islas Canarias gozan durante todo el año de una temperatura primaveral, lo que hace que podamos acercarnos en nuestra escapada de fin de semana en cualquier época del año y siempre gozaremos más o menos del mismo clima. Esta es una ventaja a la hora de conseguir realizar una escapada barata, ya que nos da ocasión a esperar una buena oferta de vuelos y de hoteles y conseguir precios muy económicos con mejores servicios vacacionales.
Las Islas Afortunadas, como ya la llamaron en la antigüedad, la forman siete islas paradisíacas con unas playas de ensueño de arena fina. Esta islas son las siguientes: Gran Canaria, Lanzarote, Fuerteventura, Tenerife, La Gomera, La Palma y El Hierro. Habría que agregar también algunos islotes menos importantes: Graciosa, Montaña Clara, Alegranza, Roque del Este, Roque del Oeste y Lobos.
Las Islas Canarias cuenta con la cocina más cosmopolita de España, en una mezcla de platos con sabores, tanto continentales, como africanos o latinoamericanos. De su gastronomía podíamos destacar las papas arrugadas y las papatas cocidas con piel, además de una gran variedad de suculentas recetas de pescado y mariscos. También es muy famoso su mojo picón, que se utiliza como salsa fría y también se añaden a los guisos. Y no hay que olvidar sus exquisitas recetas elaboradas con plátanos, como sería el caso de los plátanos fritos.
Cuando visitemos estas islas, no debemos abandonarla sin haber probado antes su ron y su ron-miel, además de sus buenos vinos, entre los que destacaríamos los de Malvasía, los tintos de Taraconte y los vinos de Lanzarote. Sin duda serán una buena experiencia para el paladar.
La afluencia de recién casados que aprovechan su viaje de novios desde hace ya muchos años para pasar unos días de felicidad en estas islas la han ido convirtiendo poco a poco en un punto ideal para cualquier escapada romántica que se precie. Aquello de perderse en una isla parece que sigue siendo una debilidad para los enamorados y nada mejor que hacerlos en estas maravillosas y exóticas islas del Atlántico.