Uno de los regalos más bellos que podemos hacer a la persona que amamos es sorprenderla con una escapada romántica a algún lugar insólito apartado de la rutina. Por eso, si decidimos hacer una escapada amorosa debemos pensar en todos los detalles para que pueda ser un viaje inolvidable.

¿Donde dormir?
En un hotel se puede estar muy cómodo pero para una ocasión así, lo mejor será disfrutar en un parador o en una casa rural en la montaña. En el caso de que prefiramos pasar unos días en la playa, lo mejor será alquilar un apartamento y disfrutar de la intimidad que ello conlleva. Las cabañas en el monte también pueden ser una formidable opción para disfrutar de nuestra escapada amorosa rodeados por la naturaleza.

Nuestra cena romántica.
Puede ser el mejor momento para una declaración o para pedir matrimonio, por ello debemos conseguir un autentico climax donde no falte de nada: Buena comida, algo de vino o champagne y las indispensables velas, para dar ese toque cálido indispensable en estos casos.

Vuelos sorpresa.
Si conocemos un poco la agenda de nuestra pareja, podemos plantearnos darle una autentica sorpresa preparando un viaje a ciudades tan románticas Venecia, París o Barcelona. Recuerda que si piensas salir de Europa, los pasaportes no deben estar caducados, pues toda la sorpresa puede irse al traste.

Algunos destinos interesantes para una escapada amorosa pueden ser:

Viaje a Granada

Praga, un cuento de hadas

Tunez, aventura y tradición

Un paseo por Barcelona

Roma, ciudad eterna

Suiza, paisajes de ensueño

Las islas del Caribe

Además, si nuestro presupuesto no es demasiado alto, visita Vacaciones Baratas para conocer consejos para que nuestra escapada amorosa pueda ser bastante económica.