Dentro de las opciones de transporte que podemos elegir cuando pensamos en darnos una escapada cualquiera, un fin de semana o unas merecidas vacaciones están el vuelo aéreo, el crucero, viajar en tren, en bus o simplemente manejando con nuestro propio automóvil. Si elegimos lo últimos debemos siempre tener presente los siguientes consejos al conducir para hacer de nuestro viaje el más seguro, barato y eficiente de todos.

Recomendaciones básicas

Por lo general usamos el automóvil para recorrer rutas medianas entre la misma comunidad, a veces incluso osamos por ir más lejos. Para cualquier ruta, sin embargo debemos tener siempre todo bajo control. Comencemos por los neumáticos, luego de tener en buenas condiciones el neumático de repuesto, añada a su kit de herramientas básicas para recambio de neumáticos una pequeña compresora de aire, de aquellas que se conectan al encendedor de cigarrillos o directamente a la batería. A veces necesitamos reponerle el aire en los neumáticos que por motivos insospechados nos pueden dejar varados en plena autopista. Previamente, usted puede adelantar la revisión técnica de su vehículo, corrigiendo la alineación de los neumáticos, estado de la batería y cada desperfecto que nos pueden causar retrasos y molestias cuando esperamos todo lo contrario durante unas vacaciones.

Durante su viaje

Después que tenemos nuestro automóvil listo para nuestro pequeño viaje debemos complementar lo hecho con nuestra forma de conducir. Antes que todo, lleve siempre lo necesario, dejando suficiente espacio para traerse algún recuerdo del lugar que visitemos. Si enciende su auto es para ponerlo en marcha inmediatamente, pero trate de no pasarse por encima de las velocidades límites de cada autovía. Dependiendo de la temperatura externa y si usted está manejando rutas largas, usted puede incluso apagar el aire acondicionado y usar solamente la ventilación, pero sin abrir las ventanas. En su defecto, use su aire acondicionado a una temperatura moderada.

Pequeños trucos de manejo

En realidad se trata de los mismos consejos de siempre, que por lo regular siempre se nos olvida. Entre ellos están:

  • Acelerar lentamente y poner el nuevo cambio inmediatamente después.
  • Si esta cuesta abajo, deje una marcha puesta soltando el acelerador y controlando la velocidad solamente con el freno.
  • Pese al buen estado de las autovías, tenga sumo cuidado con las carreteras más pequeñas, evitando huecos y zonas deterioradas.

Así, para retornar siga poniendo cuidado en todos lo detalles anteriormente descritos para hacer de su viaje el más barato y seguro posible.