Cómo viajar con su arma de fuego deportiva

Seguramente que usted, la última vez que viajó y perdió en el tiro deportivo o para colmo no acertó a ningún blanco, le hecho la culpa a que no llevó su propia arma de fuego deportiva. Para evitar esos inconvenientes sepa cómo viajar con su arma de fuego deportiva en un vuelo aéreo.

En realidad no es tan sencillo viajar con su arma de fuego deportiva. Como comprenderá no lo puede llevar con su equipaje de mano como si fuera un accesorio personal. Primeramente no se lo permitirían. Pero tampoco se puede ocultar un arma, por más contempladores o rigurosos sean los mecanismos de seguridad. Como buen deportista, usted solo debe hacer las cosas con tiempo, es decir, seguir la disciplina a la cual está acostumbrado.

Documentación requerida para su arma de fuego

Cada aerolínea tiene sus normas, las cuales varían de acuerdo al país en el que operen. Primeramente se exige que su documentación respecto a la tenencia y uso de su arma esté vigente. Por lo general se solicita la licencia para el arma de fuego deportiva en cuestión, licencia de importación y exportación para los países a los que viajará, y los permisos expedidos por las autoridades aduaneras.

Como es natural su arma de fuego deportiva debe ser manipulada descargada y en su respectivo estuche. La munición puede ser llevada en sus respectivas cajas. Muchos aeropuertos le solicitarán el pago de costes de manipulación, el cual será realizado por personal externo y especialista.

Notificación de su arma a la aerolínea

Recuerde que usted notificar a la aerolínea con un tiempo prudencial (72 horas) que piensa viajar con su arma de fuego deportiva. En dicha notificación usted debe especificar todo el equipo que comprende y acompaña a su arma de fuego deportiva: Cantidad, Tipo de arma (escopeta, rifle, revólver, etc.), calibre, cantidad de munición, peso y calibre. Naturalmente debemos preguntar la cantidad de peso máximo de munición que llevaremos para no excederlo.

Por último no olvide tener a la mano las licencias relevantes y presentarlas cuando se las soliciten. De esta manera usted podrá desenvolverse mejor usando su propia arma de fuego deportiva.

Foto: flickr.com/photos/malojavio/3651502121