Escapada bien planificada en Machu Picchu – Perú

En cuanto a vacaciones se trata lo más fácil por hacer  es elegir un destino. Sin embargo para que esta oportunidad sea realmente una escapada barata necesitamos un poco más que un destino. Repasemos entonces algunos aspectos muy importantes que le facilitarán planificar y realmente disfrutar de un tiempo de vacaciones sin gastar mucho dinero.

El querer y la realidad

Todos tenemos sueños que realizar en la vida. Algunos de estos son: Visitar la Gran Muralla China, la Ciudad del Machu Picchu en Perú, la Torre Eiffel en Francia, La Gran Pirámide de Guiza en Egipto o simplemente recorrer cada rincón del país. Sin embargo el querer visitar un lugar determinado debe ir acompañado por una verdadera noción de la realidad circundante. Y esta por lo general se traduce en costos. Mientras más lejos queramos ir o más opulento sea el lugar que deseamos visitar nuestras posibilidades pueden ser mas remotas de las que pensamos. Por consiguiente nos quedan dos caminos por seguir el ahorro para unas vacaciones o escapadas baratas anuales o pensar en destinos más cercanos y poder disfrutar de varias escapadas al año. En simples palabras, pisemos tierra firme al momento de planificar nuestras futuras escapadas.

Lo primero que debemos investigar

Cuando tenga un lugar elegido usted debe pensar rápidamente en tres cosas: la documentación, el vuelo aéreo y el hospedaje. No puede planificar todo un viaje sin saber si tendrá algún impedimento respecto a la documentación. Si lo primero está bajo control, debe buscar la forma más barata de volar. Esto es posible si compra anticipadamente, si reserva dentro de un periodo de oferta aérea o temporada turística baja. El hospedaje es muy importante, pero recuerde, mientras más opulencia elija, mayor será el gasto. Vaya a un término medio, eligiendo como mínimo un lugar con las comodidades normales en las que usted vive en casa.

El resto que le queda por hacer es armar su itinerario de visitas. Fácilmente lo puede hacer en colaboración con la oficina de turismo local o por medio del hospedaje que usted eligió. Previamente, usted puede entrar en conversaciones con el hotel para que pueda recabar toda la información pertinente sobre costos de entrada a lugares turísticos y movilidad. Así usted podrá armar su presupuesto de gastos y saber a lo que se enfrentará. Por  último, no se olvide del seguro de viajes si es que usted eligió viajar fuera del país.

Armar una escapada barata no es tan difícil como parece, solamente no se deje llevar la emoción del momento y sea cauto en sus gastos sin ir a extremos.