Cuando el viajero explora la región cántabra, siempre se suele ir con la sensación de que no podía haber imaginado nunca la cantidad de cosas que encierran estas tierras. Porque su fama de lugar realmente bello y natural, extendida a todos, siempre se queda corta, una vez que indagamos y conocemos la tremenda riqueza que encierra.
Cantabria es una región de contrastes y, aunque solamente tiene una extensión de 5.300 kms. cuadrados, en cuanto se refiere a fauna, vegetación y climatología, da el perfil de una región bastante más extensa. Además, con características propias y únicas, como sería el caso de que alberga en la actualidad, en sus reservas de Picos de Europa y Saja, los últimos refugios de lobos, osos, pitos negros, treparriscos, urogallos y águilas reales.
Los folletos editados por la Consejería de Turismo de Cantabria nos ayudarán a tomar decisiones en función del tipo de escapada de fin de semana que hallamos preferido elegir. Para ello, nos brindan la posibilidad de realizar una gran variedad de rutas de muy diversa índole. Como en este caso intentamos hacer una escapada barata, procuraremos pulir nuestras decisiones y buscar posibilidades económicas para que presupuesto nos alcance.
Si pensamos movernos en coche, lo ideal es que dediquemos un día para cada ruta, con el fin de poder disfrutar al máximo de la belleza cultural y natural de Cantabria. No consiste en querer abarcar mucho y perdernos los detalles más importantes. Básicamente, tendremos que elegir entre dirigirnos a la costa o acercarnos hasta el interior. Si decidimos hacer lo primero, tendremos ocasión de disfrutar de sus pequeñas calas, de sus playas preciosas y de sus pueblos de pescadores. En el segundo caso, encontraremos paisaje de montaña y hermosos valles con sus típicas villas pasiegas.
Además del Autoturismo, tenemos la oportunidad de realizar rutas a pie o en bici. Entre las rutas más importantes están las siguientes:
-Las rutas de Campoo y del románico, ideales para conocer a fondo el arte de Cantabria.
-Las rutas de Trasmiera, bahía de Santander y las costas nos llevarán por las localidades más turísticas e importantes de Cantabria.
-Las rutas del Asón y el Pas, ideales para los amantes de los parajes naturales perdidos y bellos.
-Las rutas del Nansa, Liébana y Cabuérniga son las más típicas de la región y nos llevarán a los pueblos más pintorescos.
Existen dos ciudades que son imprescindibles conocer en Cantabria por su importancia y su belleza: Santander y Santillana del Mar.
Santander, situada en una bahía muy hermosa, es la capital de Cantabria, con un importante puerto que mantiene un gran tráfico marítimo. Es una ciudad muy abierta y cosmopolita que dispone de un gran aeropuerto para ida y venida de propios y visitantes. Aunque la cultura y el ocio están todo el año presente, Santander es muy conocida en España por su actividad cultural durante el verano con su famosa Universidad Internacional Menéndez Pelayo y el Festival Internacional. También son muy conocidas sus ferias taurinas, su casino del Sardinero y sus museos, además de sus instalaciones deportivas. Todo ello le da un atractivo especial a Santander y la hace foco de atención para turistas y visitantes.
La segunda ciudad imprescindible en nuestra escapada de fin de semana es Santillana del Mar, en la que destacaremos su ambiente medieval, relfejado en sus casas y en sus calles. Allí encontraremos las famosas Cuevas de Altamira, de origen prehistórico y declaradas Patrimonio Histórico de la Humanidad por la UNESCO. Además de las de Altamira, si nos queda tiempo, podremos visitar otras cuevas prehistóricas, además de iglesias mozárabes, la iglesia rupestre de Santa María de Valverde y algunas colegiatas románicas.
La gastronomía, la artesanía y sus fiestas anuales hacen a Cantabria un lugar que hay que visitar al menos en una escapada, aunque con seguridad volveremos de nuevo en cuanto podamos atraidos por los hermosos recuerdos de nuestra experiencia.
Os dejo una relación de Fiestas de Interés Turístico Nacional que se celebran cada año en Cantabria.
En febrero se celebran los Carnavales Marineros en Santoña; en abril La Folía en San Vicente de la Barquera; durante el primer viernes de julio El Coso Blanco en Castro; en agosto, el Día de Cantabria en Cabezón de la Sal y la Batalla de Flores en Laredo; y ya en septiembre el Día de Campoo en Reinosa.
Tanto si es una escapada de fin de semana romántica como si se trata de una escapada familiar, si pensamos hacer una escapada barata y económica como si lo que nos va es lo cultural en los viajes o el ambiente rural, Cantabria está llena de matices para todos los gustos y además de buenas ofertas de alojamiento y de ocio asequibles a cualquier bolsillo. Solo hay que buscar las mejores ofertas del momento y lanzarnos a conocer, sin dudarlo un momento, esas preciosas tierras cántabras.